Antonia Vargas Medicina PUC

Antonia confió en Preu Máximo y se matriculó en Medicina en la Universidad Católica.

Al igual que sus hermanos el 2016, Antonia Vargas tomó el Programa Anual y obtuvo los resultados que necesitaba para entrar a lo que ella deseaba.

El último año escolar suele ser duro para los estudiantes, ya que deben mantener sus notas en el colegio y además prepararse para dar una excelente Prueba de Selección Universitaria. Debido a esto muchos apoderados y alumnos prefieren que las clases se hagan en sus propios hogares e incluso acompañados de amigos.

Antonia tomó el Programa Anual en modalidad grupal junto a tres alumnas, acompañada de Francisca Flores, Francisca Negrete y Camila Commentz, todas del colegio San Francisco Javier de Huechuraba. “Nosotras mismas escogimos los grupos de estudios, con mis amigas más cercanas… son hartas clases después del colegio, pero estar con tus amigas y no con gente desconocida es un súper plus y además estar en tu casa o en la de alguna amiga tuya es algo muy cómodo” recalcó Antonia.

El Programa que tomaron las alumnas consta de 60 clases de matemáticas, 60 de lenguaje y 64 de ciencias, un total de 184 clases durante marzo y noviembre.

Una de las razones que convenció a Antonia entrar a Preuniversitario Máximo fue porque sus dos hermanos, Gonzalo y Sebastián Vargas tomaron el mismo plan y ambos pudieron ingresar a Ingeniería en la PUC. “Ellos tuvieron clases con mis mismos profes que yo y me dijeron a final del año que les gustaba mucho y que los profesores los ayudaron mucho, que la flexibilidad era buena, además como entraron a la carrera que ellos querían, ayudó harto a decidirme que quería estudiar acá” añade.

La Familia Vargas Marticorena al quedar conformes con sus hijos mayores, decidieron matricular a Antonia al preuniversitario, sabiendo que los resultados estaban prácticamente garantizados. “Supe que una apoderada del colegio de los niños había tenido a sus hijos en este preuniversitario, yo confié mucho en su criterio así que la llamé y a ojos cerrados me lo recomendó” recuerda Lilian Marticorena, la apoderada de sus hijos.

Al ser consultada qué los motivó como familia volver a escoger nuevamente el preuniversitario para su hija, mencionó que “el muy buen resultado que tuvimos con los dos niños mayores, lo contento y agradados que los vimos a ellos durante el año preparando la PSU, además de lo bien que hablaban de los profesores, y cómo los motivaban para el estudio”.

Las tres excelentes experiencias que tuvo la familia lograron hacer que Lilian corra la voz acerca de preuniversitario Máximo. “He recomendado y lo voy a seguir recomendando a mucha gente porque tuvimos una muy buena experiencia y estamos muy satisfechos de los logros de nuestros tres hijos en el preuniversitario” finaliza Lilian.





Antonia Vargas y Lilian Marticorena

Llámanos (2) 24102810











Seguir a @PreuMaximo